Muerte súbita en el ámbito prehospitalario en época de COVID-19

Reanimación

La humanidad actual en el transcurso del último año ha sido azotada por una crisis pandémica declarada el pasado 30 de enero de 2020 por el virus SARS-CoV-2 o como es conocido comúnmente COVID-19. Este virus, afecta, provoca e incluso aumenta las enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio y puede llegar a afectar el sistema cardiovascular, provocando paros cardíacos e incluso la muerte. Actualmente y sin tener en cuenta el COVID-19, en España se presentan alrededor de 30.000 paradas cardíacas al año lo cual se refleja en que cada cinco muertes de adultos en países desarrollados como España son causados por afecciones cardiovasculares, siendo además la mayor ocurrencia en ámbitos extrahospitalarios. 

Debido a la situación, la asistencia sanitaria se ha visto afectada por el colapso en ciertas áreas, disminuyendo el tiempo de respuesta y dificultando aún más la asistencia extrahospitalaria. Para el caso de las paradas cardiacas, donde cada minuto que pasa es vital para asegurar la actividad potencialmente recuperable del paciente, por lo que el principal determinante de la supervivencia es la intervención temprana con RCP y desfibrilación.

Al primer minuto, el éxito de la desfibrilación es superior al 90% y desciende a razón de 7-10% por minuto sin RCP, esto ratifica la importancia de la rápida respuesta ante la situación de emergencia. Asimismo, debido al COVID-19, la respuesta lenta y el hecho de que muchos rescatistas y profesionales de la salud, se abstengan de aplicar la RCP por miedo a contagios, dificulta el éxito de supervivencia de los pacientes. 

Según un artículo publicado el presente año que habla sobre la Muerte Súbita En El Ámbito Prehospitalario En Época De COVID-19 , afirman que “Una maniobra que queda absolutamente desaconsejada es el empleo de medidas de ventilación boca a boca. En estudios anteriores a la pandemia por COVID-19, se observó que la técnica de RCP “solo con las manos” (hands-only CPR), considerada en las últimas guías como técnica de preferencia, ha llevado a un aumento en los “intentos de RCP” y conlleva un menor riesgo de contagio para el espectador en el contexto de esta pandemia”. Lo anterior, ratifica que a la luz de la pandemia del COVID-19, se han implantado nuevas pautas para la realización de la RCP sin la necesidad de hacer uso de la maniobra boca a boca (Mouth to mouth maneuver) para ayudar a los espectadores a tratar a las víctimas de un paro cardíaco, con el fin de proveer las mejores oportunidades de supervivencia sin comprometer la seguridad de los rescatistas. 

Fitz Maurice, M., DI Tomasso, F., Formica Mazraani, N., Agüero, P., Sastre, P. and Hirschson Prado, A., 2020. Muerte Súbita En El Ámbito Prehospitalario En Época De COVID-19.

Figura: RCP en adultos y nuevas pautas ante el COVID-19